jueves, 29 de julio de 2010

Japón: Guía del viajero.

Ya hemos ido y hemos vuelto… pero el viaje fue genial. Y lo sé, ni un triste post desde allí, pero con los palizones de andar que nos dábamos, no me inspiraba para nada.

Japón es un mundo aparte, por ejemplo, entrar al metro es entrar al submundo y nunca mejor dicho, la mayoría de gente duerme y los que no lo hacen tienen la vista perdida en el suelo, nadie habla, e I. no me dejaba ponerme a cantar el Freskibiri de la Reynolds o cualquier otra canción que se me pasara por la cabeza… Y dormirse con el Iphone en el regazo, o la cartera abierta, y tenerme a mi al lado, es como dejar al lobo a cargo de las ovejas… una neurona cleptómana empieza a chillar como una loca “róbale” pero claro, por el otro lado I. sigue mi mirada y me dice “ni se te ocurra”… aguafiestas…

Por otro lado miedo me daba quedarme ni un solo día más por si me convertía en la Esteban japonesa con los subidones de azúcar que nos daba la pastelosa amabilidad de los nipones, y es que a cada mierda que uno haga ellos responden con una reverencia, al entrar a una tienda, al salir, al comprar, al preguntar… al principio hace gracia, al final, yo era ver un grupo despidiéndose en el metro e ir haciendo una y otra reverencia, repetidas veces y yo gritar “venga coño, tira ya pa’la casa!!!”.

Pero como yo soy como Nati Abascal (muy humano, os quiero, os quiero a todos, quiero a este, al otro, al otro al otro, muy humano) paso a regalaros una miniguía del viajero con lo mejor de cada ciudad que hemos visitado que os será muy útil si alguna vez decidís querer seguir mis pasos y hacer el mismo viaje, que sé que vuestro fervor por mi os puede llevar a ir al mismo hotel y pedir la misma habitación… que mitómanos sois coño… me siento como Lola Flores en la boda de Lolita… si me queréis… irse!!

Tokyo: Pues ni tanto ni tan calvo... ni tan caótico, ni tanto manga, ni todo tan tecnológico (eso sí, el baño te limpia el culo)... mención especial merece cuando fuimos al Park Hyatt para tomarnos una copa la noche del cumple de I. en el bar que sale en la peli "Lost in translation" y, en uno de los pasillos que conduce al último ascensor, nos encontramos a una pareja, él sentado en un sillón con los pantalones desabrochados y ella de rodillas haciéndole una felación, por no decir que se la estaba mamando en toda regla... uy! lo dije...

Y como no, nos informamos de las frikadas tokiotas y una de las mayores es irse a Akhiabara y meterse en un Maid Café, esos sitios rebosantes de colores en los que las camareras van vestidas de dulces niñas (con pinta de putona chupona) y que cuando te sirven lo que hayas pedido te hacen cantar canciones infantiles mientras picas de manos y haces formas de corazones con los dedos y chorradas varias (sí, lo hicimos), y que cuando les pides para hacerte una foto con la tarada de turno te trae un papel donde te pone que tienes que pagar el equivalente a 5€, con lo cual, le dije que no y le hice fotos a escondidas…zorra, para cuando sirvas cafés de rodillas, zorra!

Kamakura: Cuando llegas a la estación, sales y miras el mapa, te dan ganas de coger un rotulador y escribir al lado de “usted está aquí” algo como “todo lo demás está a tomar por culo” porque sí, porque es así. Lo más típico es el budda gigante, y no lo dudéis, id a verlo, porque si hay que andar y sudar, al menos que sea para ver algo que valga la pena. Y luego a la playa, no seáis zoquetes como nosotros, que nadie nos dijo que allí había playas y las vimos desde un mirador y claro, nosotros en vaqueros, jódete. Que ya sabéis que yo no soy para nada amante de las playas, pero bajo aquél sol y estando en la otra punta de mundo bocabajo, yo me moría por la playa, no me preguntéis porque…

Kyoto: Si la habitación del hotel de Tokio nos pareció pequeña, Budda pensaría que si no quieres caldo, dos tazas, y nos regaló una bonita habitación aun más enana y con una bonita cama casi individual todo en un hotel en el que sin duda vivía en sus pasillos Samantha, la niña de la peli The Ring, luego otro día la encontramos en el metro durmiendo, os pongo la foto aquí debajo:

Pero si en algún momento pisáis la ciudad, no lo dudéis, comprad la tarjeta metro+bus, ya que luego os puede pasar como a nosotros y que bajo en sol abrasador os toque andar unos 3kms hasta el puto templo dorado, de camino creo que ví la Virgen aparecerse ante mi para decirme que apretáramos el paso porque los buitres empezaban a sobrevolarnos en círculos, madre que mal rato pasé ese día…

Nara: Ciudad ideal, bonita, idílica… si sois de esos tarados que cuando veis un ciervo exclamáis “miiiiira un bambi”… si sois algo más realistas como yo, y en un ciervo veis a un animal salvaje, maloliente, con cuernos enormes y con unas patas que dan coces, pues entonces ni la piséis, porque la gente va allí a ver eso, templos y calles repletas de ciervos. Y os aseguro, son animales satánicos, venidos del inframundo… y para los que no me creáis os dejo una foto en la que podéis ver que el ciervo está poseído, mirad sus ojos…

Himeji: Ciudad a hora y media de Kyoto en tren, en la que sólo se va para admirar su castillo de la época medieval, el cual es el mejor conservado de Japón y todo eso, y en la cual, cuando después de madrugar, de darte la paliza de tren, después andas un buen cacho (maldigo a todos los que me dijeron que el castillo estaba frente a la estación), llegas allí y te lo encuentras en obras, lleno de andamios, de grúas, pero aun así pagas, entras, subes escaleras, caminas por patios, subes bajo el sol abrasador hasta el castillo para cuando estás arriba encontrarte con que está cerrado al público, te hace mucha mucha gracia, no sabéis cuanta…

Osaka: Casi os diría que castillo por castillo, veáis el de Osaka, también toca subir, bajar, sudar, cagarte en la madre de todo japonés viviente, etc, pero cuando llegas arriba y admiras la ciudad en un día soleado, se te pasa todo. Por lo demás, pues un centro comercial que ocupa kilómetros de calles, en las que después de andar rato y rato decidimos volvernos atrás sin ver el fin y el edificio Umeda con un mirador en lo alto con un jardín colgante que no llegamos a ver porque era de noche y porque ya estaba hasta el mismísimo coño de pagar por todo.

Hiroshima: Pues poco más tiene que los restos del edificio arrasado por la bomba atómica y el memorial, eso sí, en su línea con el resto de ciudades, la estación está construida a tomar por culo de la casa y del memorial… graciosos que son los japos…

Miyajima: Isla cercana a Hiroshima en la que básicamente uno va a ver la Tori flotante, vamos, un arco rojo de esos típicos japoneses que está plantado en medio del mar. Aquí sí que nos dijeron que había playas y que uno se podía bañar, y yo dije que en ese caso yo me bañaba allí aunque fuera en mitad de la mierda, pero cuando ví el agua pensé que budda una vez más se reía de mi y me retaba con algo como “a ver si eres capaz” y ponía tal cantidad de mierda en el agua que no bajé ni a hacerme fotos con la puerta cerca con la marea baja… que asco por Dior… luego resultó que las playas están en el otro lado de la isla, así que nosotros con nuestros bañadores hawaianos, la mar de monos, nos volvimos a Kyoto mojados, pero de sudor… porque el agua ni la tocamos.

Y hasta aquí la miniguía que espero que os sea útil para moveros por Japón, próximamente os iré contando 4 cosillas más para iros resarciendo de mi ausencia en vuestro mundo blogueril. En cualquier caso, se aceptan donaciones para que os dé permiso para imprimirla, o bien que me ingreséis el dinero que teníais destinado para vuestro viaje a Japón si este post os ha quitado las ganas de ir. Mandad e-mail o mensaje de Facebook pidiendo el número de cuenta.


sábado, 3 de julio de 2010

Mundial'10: España Vs. País fantasma

Mira que os dije que me metería en problemas cuando escribí aquel post... pero no podía callarme por más tiempo y tuve que soltar mi teoría de la conspiración, y por lo visto acerté, si no no me vería en esta situación ahora...
¿Recordáis cuando escribí aquel post sobre que Paraguay no existía? ¿Cómo que no? ¿Pero de que guindo os habéis caído? Luego diréis que estoy loco y será por no haberos leído mis posts... sólo así sabrías que no estoy loco, sino lo próximo que venga después de eso...
Para los que no hayáis leído el post podéis hacerlo ahora, después, nunca o incluso a la vez que este si tenéis ojos independientes como los camaleones... AQUÍ.
La cuestión es que desde que dí a conocer al mundo mi teoría los que mueven los hilos se han aliado para intentar hacerme creer que todo había sido cosa de mi mente, a los pocos días apareció una (pseudo)paraguaya en "El diario de...", otro día las noticias hablaron de Paraguay, pero lo que ya me alucinó más fue cuando, durante el mundial oí "selección paraguaya" y entonces, sólo entonces, comprendí que yo no estaba equivocado, habían montado toda una selección para parecer un país como otro cualquiera...
Naturalmente, y llegados al día de hoy, en que nuestra selección se enfrenta CASUALMENTE (o sea, vestidos informalmente), a esa selección, la cosa se les ha ido de madre, el otro día lanzaron a los reporteros de los telediarios a la caza de unos immigrantes inexistentes, reunidos en bares a la espera del partido, y todos gritando "Paraguay, Paraguay" como si les fuera la vida, bueno, de hecho estoy seguro que detrás de las cámaras había hombres armados apuntándoles para que lo hicieran.
Lo dicho, no os dejeis engañar, Paraguay no existe, y de todo el rollo montado con el Mundial, lo único cierto que hay es lo que dice Shakira: Esto es África. Y al ritmo que vamos, cada día más...
video
Related Posts with Thumbnails