lunes, 7 de junio de 2010

Estupideces de mi vida: Ojos que no ven...

Joder, y nunca mejor dicho el refrán… nunca vino tan al pelo como cuando el sábado fuimos al súper con I.
De entrada yo no iba a ir, pero al final me levanté del sofá y le acompañé. Llegamos y nos fuimos directos a coger número en la charcutería para mientras esperábamos el turno ir comprando lo demás. No seré yo quien diga que las 2 dependientas eran lentas, a mi no me gusta criticar (…) pero vamos, que una baja por stress de esas tías es para echarse a reír y no parar.
Al rato nos pusimos a la cola. Las de delante nuestro las típicas señoras que de todo compran 100 gr. y que cuando crees que ya han terminado entonces exclaman “ay no! Ponme también 100 de chopped de Chernobil” y vuelta a empezar.
Teníamos el 42 y al llegar iban por el 36, calculo que unos 25 minutos después una de las dependientas terminó de atender al 41 y cuando ya nos disponíamos a movernos de la columna donde estábamos apalancados con cara de estar pensando “donde está Al-Qaeda cuando se la necesita?” cuando de pronto la dependienta en lugar de apretar el botón y gritar el 42, se sale del mostrador y se va. En aquél momento ni caso, pero a los pocos minutos les pregunté a I. “donde está la pájara esa?” y me dice “habrá ido al baño…”, y ahí se abrió la caja de Pandora.
Empezamos a divagar con suposiciones del tipo:
- Y porque cuando se ha ido no ha gritado “señoras y señores… me voy a plantar un pinooooo!!!”.
- O porque no ha dicho “ahora vuelvo que me cagoooooooooooooooooo” .
- O también un “ups… ahora vengo que noto un peso en las bragas…”.
- O si era algo más sencillo porque no dijo “me voy a echar un meo”.
Y en ese momento caí en la cuenta y dije “cuanto tiempo lleva fuera? Joder… esta tía no está meando, demasiado rato… joder, joder, joder… que termine la otra de atender porque si no vendrá está y gritará nuestro número”.
Y la otra se lo tomaba todo con calma… con mucha calma…
Y de pronto, de entre las estanterías apareció el uniforme de la charcutera cagona. Evité mirarla mucho, no quería ver si andaba muy abierta de patas o si estaba roja y sudorosa, cosa que hubiera evidenciado un esfuerzo sobrehumano por su parte para expulsar al alien. O si venia con cara de placer por haber reventado después de días sin acercarse a la taza, lo cual me hubiera planteado el dilema de decirle a su compañera algo como “yo de ti si tienes que ir al baño me iría al bar…”.
“El 42!!!!!”, mierda, y nunca mejor dicho, mientras I. desenganchaba su espalda de la nevera de los congelados le susurré un “tira el ticket, perdamos el turno, podemos venir mañana, los domingos abren por la mañana…” pero nada, hizo el pedido.
Y por más que la tía se pusiera guantes, a mi me daba igual, porque total, esos guantes los cogió con la mano. Con esa mano!!!
Yo esta semana no como pavo. Y la que viene ya veremos…

17 comentarios:

Nyra dijo...

Jajajajaajajajja yo no sólo no comería pavo, yo plantaría un cartelón en la puerta del súper explicando lo de la charcutera cagona.
De todas formas, yo comíen tu casa porque cocinó I. que con el tic ese que tienes de rascarte los huevos no sé yo...
XD

otra cosa... Si supiéramos las veces que se rascará el potorro la que nos pone el café por la mañana...

Anita Patata Frita dijo...

Y si se lavó las manos después no vale? jajaja XD que movidas te montas!

peibol dijo...

Jajajajajaja. Y eso que todos somos consciente de que todo el mundo caga: Los camareros, los cocineros, los médicos. Saberlo es una cosa, y verlo otra muy distinta, desde luego XD

Martha dijo...

Jajajaja! sageraoooo!

Vamos a ver...si seguro que lo hace todos los días. Sólo que tu no la ves! Así que, si esas manos siempre te han puesto el pavo y no te ha pasado nada por comértelo...tampoco te va a pasar esta semana! :P

Besicos!

El Sombrerero Loco dijo...

NYRA:
Perdón? que yo tengo el tick de qué???? Te crees que soy tu marido o que?

ANITA PATATA FRITA:
Pues si hija si... que movidas...

PEIBOL:
Pues si, todos lo hacemos, pero prefiero no pensarlo en algunas ocasiones concretas.

MARTHA:
Tu lo has dicho "yo no lo veo", de ahí el refrán :D

Aurora dijo...

aissssssssssssssssss jajajajajajajaja
A mi me pasó en hacienda una vez, en la puta caja que tienen para pagar. Después de algo así como 1 hora esperando, el tío se va y no dice nada.
cinco minutos, diez minutos, veinte minutos, media hora... y al final le pregunto a la de al lado (que como es de hacienda y no de la mini oficina del banco que tienen ahí metido no cobra) y me dice, mirando su reloj:
se habrá ido a almorzar, que es su hora.
Con un par.
Tres cuartos de hora tardó el hijoputa
Claro, que yo luego no metí los papeles en la nevera para hacerme el bocata cada mañana... ejemmmmm

Luis Chacón dijo...

igual fue a echarse un cigarro... nunca me he planteado qué hacen los dependientes que te dejan en el mostrador, siempre he pensado q estaran cubriendo alguna tarea superimportante y que por eso te han dejado con cara de tonto!

El Sombrerero Loco dijo...

AURORA:
Seguro que tu tb haces esperar a los pacientes con excusas de "estoy terminando algo" cuando en realidad estás recolectando tu granja de Facebook... ejem...

LUIS CHACON:
La próxima vez pondré en práctica tu técnica y pensaré que en realidad la tia esa entrada en carnes y con el pelo grasiento y olor a chopped de oferta es en realidad una Catwoman que ha salido a salvar a alguien... ya te diré si me funciona :D

Ana dijo...

Puaghhhhhhhhhhhhhhh...que asquito!
ahora cada vez que vaya a comprar algo estaré pensando que se habrá rascado,ajajaajjajaja

Oliver dijo...

Yo hubiera pensado que se le acabó su jornada y enseguida vendría otra compañera a sustituirla, cuando la viera aparecer de nuevo ya me plantearía lo de haber ido al baño y ya hubiese sido lo peor:
_ a colocarse un tampón porque el que llevaba puesto iba a reventar (una chica de esas a las que ellas llaman "de mucha regla")
- a cagar algo tan grande que cuando lo echara lo iba a tener que empadronar.
- a "dejarse ir" de tal manera que a su lado, lo del prestige fue un chiste.
-habrá soltado a los rehenes y cuando tiró de la cadena tuvo que ayudarse de la escobilla para borrar el código de barras que había dejado por dentro de la taza.
-o todo junto
Nota mental: cualquier ida al baño supone algo poco higiénico, da igual cual fuera el motivo

Esthertxu dijo...

Yo le habría dicho: Se ha lavao las manos, guarrilla míaaaa???
con carilla sonriente, para que no haya mal rollo.... juajuajua
así que te toca semana vegetariana no??? Pues paciencia!!!
Un saludete!

The LadyMissJo dijo...

Es repugnante la historia, no tiene nada de wonderland.
Besos!

Catalina dijo...

Jajajajaja, joder que bueno!!! ¿Qué más da a lo que salió? Tú ya te montaste la paranoia de mierda (nunca mejor dicho)

¿Y si la pobre charcutera estigmatizada de mierda para toda la vida solo fue a pedir un día festivo para ir a la boda de su prima la de extremadura?

¿Y si se acercó un segundo a atender una llamada urgente de su novio, también extremeño, que le recordaba pedir hora para arreglar el borrador de Hacienda?

Pero no, tú querías una buena razóon para no comer pavo, seguro que si llegas a comprar jamón serrano o salchichón, te hubieras imaginado otra cosa :)

Besos
Cata

Angel y Raul dijo...

Ir a la charcuteria nunca más será lo mismo.

Santa y Bruja dijo...

JAJAJJJAJA

Hola!
He visto este blog y me ha hecho gracia! Así q por aki me suscribo!

Madre mía... Yo hubiera hecho lo mismo... así q una semana a "dieta"? Pues mucha suerte!!

Un saludín! ^^

- YOGUR - dijo...

Plantéate seriamente cuando vayas a comer fuera de casa dónde habrán estado antes las manos de los cocineros del restaurante. Lo digo por ayudar a tu dieta, se te va a quedar un tipín... XD

Manzana de caramelo dijo...

jajaja desde luego lo que no te pase a ti... por cierto... Tengo una cosita para ti en mi blog personal...

Pasate porfa!

Besitos de caramelo

http://manzanacaramelo2.blogspot.com/2010/06/mi-2-cumpleblog.html

Related Posts with Thumbnails