miércoles, 17 de junio de 2009

Masaje ¿erótico?

Hace unos días aparecieron dos personajes en el despacho donde curro anunciando que tal día como hoy se nos daba la oportunidad de tener 30 minutos de relajante masaje totalmente gratis.
Yo que con tal de que me peguen un sobeteo o que me rasquen, bien lo sabe I., vendo mi alma al diablo, me apunté sin dudarlo.
Y el gran día ha llegado, y ha sido hoy. El motivo del acontecimiento no era otro que los estudiantes de un nuevo método de masaje, el método Grinberg, querían darlo a conocer y darse a conocer cada uno individualmente y por eso era gratuito.
Lo que no consigo entender es porque cuando hay alguna cosa así de relajación siempre los hay que corren a sacarse los zapatos y luego pasa lo que pasa, que al entrar no sabías si te iban a dar un masaje o si entrabas en una feria del queso, que ya me veía saliendo con un gorro de esos típicos holandeses, los zuecos de madera y mi queso bajo el sobaco.
La otra cosa es que te van diciendo "relaaaaajate, respiiiiira" y vale, tu respiras, que te deben ver cara de muy idiota y deben pensar "a ver si este se va a olvidar de respirar y vamos a tener un problema", pero siempre hay el que va más allá y no respira, sopla, y sopla como si tuviera enfrente la casa de los 3 cerditos y quisiera derribarla.
Pero bueno, yo he entrado, me he sentado y me ha aparecido delante un chico bastante mono, ojazos azules y se ha presentado, lo que pasa que hasta que al final no me ha entregado su tarjeta no he sabido como se llamaba porque tengo una seria atrofia en mi neurona que hace que cuando alguien me dice "hola me llamo tal", mi neurona borre al segundo ese "tal" y no consiga recordar nunca a la primera el nombre de nadie.
Ha empezado a hacer el masaje y oye, nada mal, incluso sentías como te iba destensando los hombros y el cuello y he salido bastante mejor de lo que entré, pero claro, algo tenía que pasar, a mi siempre me tiene que pasar algo.
Me dice que baje la cabeza, empieza a apretarme el cuello y yo allí, intentando no olvidarme de respirar, cuando noto que el tio también está respirando hondo, pero muy hondo, aquello era como cuando ves un partido de tennis y el que está en la cocina cree que estás viendo una porno por los gemidos que pegan, pues este chaval era algo así, pegaba unas respiraciones tan profundas, unos leves gemidos para terminar de destensar los músculos con un "aaaaaaaaaaah" que si no fuera porque tenía las dos manos en mi cuello hubiese dudado de si se estaría tocando otro músculo... y no exagero, que ha habido un momento que lo ha hecho tan profusamente que incluso sin querer he abierto los ojos a modo de "pero que está haciendo? en que estará pensando?".
Y claro, luego se termina, pasan los 3o minutos y el tio acaba, se agacha a mi lado, me pregunta que que tal, que es algo que nunca me gustó preguntar cuando yo estudié cursos de masajes, porque acaso alguien te va a soltar "pues mira fatal, ha sido de pena", y siempre te queda la duda de si te dicen que muy bien por quedar bien ellos o que... la cuestión es que el tio se agacha, empieza a charlar sobre el método ese de masaje y mi neurona en lugar de seguir en letargo por la relajación se pone a recordar los resoplidos del tio, me ha dado la risa, yo ya no sabía donde mirar.
Y que siempre me tengan que pasar estas cosas a mi, claro que peor hubiera sido que me hubiese puesto a roncar en la sala, que tampoco habría sido nada raro por mi parte...

12 comentarios:

Estha dijo...

jajajajajaja!!!
qué bueno por dios!

Stultifer dijo...

¿Te desnudó?

El Sombrerero Loco dijo...

ESTHA:
Pues si, visto desde fuera si :D

STULTIFER:
He dicho que estabamos en una sala llena de gente!! no me puedo dejar ver desnudo!! si no cuando sea famoso no podré cobrar por ello!! :D

Belén! dijo...

Buenísimo! jajaja
Lo que no te pase a ti...pero mira, por lo menos has terminado tranquilo y esas risas que te has echado después.
un besito!

Anita Patata Frita dijo...

Ainssss pero que colonias usas que entre el toqueteo el queso y tu perfume lo has puesto malitoooo jajaja

:)

Nils dijo...

no pasa nada por roncar un poco, es señal de que te has relajado de verdad jajajaja

Oliver dijo...

Te faltó el cigarrito de después ja ja ja. Yo lo de relajarme delante de un montón de gente como que no lo llevo bien....uno no está relajado del todo hasta que nota que no es observado por nadie... si no recordaste el nombre del chiquito, ni te pregunto por el teléfono jajajaja

peibol dijo...

A lo mejor es una técnica que consiste en inducirte primero un estado de relajación, y luego tocarte y gemirte, para que de algún modo, tu cuerpo piense que acabas de follar, de modo que se te queda el gustazo en el cuerpo por la idea del polvo, al margen de si ha hecho bien el masaje. Así, lo haga como lo haga, siempre te irás de ahí contento y relajado... o cachondo XD

Catalina dijo...

Pero coño...¿se tocó o no se tocó?
Estaba con un bulto sospechoso cuando te fuiste o no...

Joder, si es que no sabes contar las cosas.

Yo también mato por que me soben...por eso me fui a Tailandia, para estar todo el dia recibiendo maravillosos masajes (si, vaaaaale, y pa lo del tiburón...)

Besos
Cata

El Sombrerero Loco dijo...

BELEN:
Y relajadito que he salido de allí! :D

ANITA PATATA FRITA:
Jajajajaja si, será el perfume de queso de la sala...

NILS:
Un poco? ejem.. no comentaré :D

OLIVER:
Tengo la tarjeta si la quieres xD

PEIBOL:
Si es una nueva tecnica sobre eso... no ha funcionado tanto eh...

CATA:
Jajajajajajajajaja sabía que tarde o temprano tu misma escribirias sobre tu tiburón... xD que bueno!!!

Divertimento dijo...

Estas seguro que las dos manos estaban encima de tu cuerpo?.
El problema de los masajes. consiste tambien en quien te los da.
El último que me dieron fue muy bueno, una delicia, sin gemidos y al final, cuando abri los ojos, estando yo boca abajo, vi unas horribles uñas de la chica que me hacia el masaje, lo siento, jamas he vuelto a por otro.
El zen se me fue a tomar por culo.
Saludos.

Aurora dijo...

Me alegra saber que no soy la única que no es capaz de relajarse del todo con un masaje.
A ti ayer te pasó lo de los sonidos.
A mi la última vez me tocó una rusa que me iba diciendo: mmmmmmm, tu tensar mucho el cuelloooooo.
Y me cagué pensando que igual me lo cortaba! Así que a la mierda los 40 euros!

Related Posts with Thumbnails