viernes, 15 de agosto de 2008

Locuras de hospital (psiquiátrico)


Ya lo dice el anuncio de Aquarius: "el mundo está loco", pero últimamente parece que todos se concentren por estos lares. Cada día tengo más dudas de si trabajo en un hospital "normal" o en un hospital psiquiátrico.

Quien haya leido mi perfil habrá leido lo de que cada vez tengo menos paciencia y eso, trabajando en un mostrador de cara al público no es bueno, porque puede ser que en cualquier momento llegue un paciente que acabe con toda tu paciencia, y no te quede suficiente para pasar el día y entonces el día promete (promete una queja en atención al usuario quiero decir).

Estoy empezando a plantearme seriamente llamar a Iker Jiménez para que venga a estudiar la ventanilla (bendita ventanilla protectora de duchas de saliva y de alguna que otra ostia, seguro) donde yo trabajo porque creo que hay algun campo electromagnético que impide que la gente entienda nada de lo que le explicamos a través de ella, si les decimos que tienen que bajar un piso ellos te contestan "¿subiendo las escaleras?" a lo que tu les repites que no, que bajandolas y ellos contestan "¿aquí en esta misma planta?" y yo ahí ya no puedo y contesto cosas como "mire mi mano, ¿hacia donde apunta el dedo?" o "¿quien le ha dicho nada de bajar? ¿nunca vio Barrio Sésamo?".

Pero aun hay más cosas inexplicables que ocurren en ventanilla, por ejemplo en cuanto le empiezas a explicar a alguien cómo llegar adonde sea la persona empieza ya a andar, con lo cual deja de estar en la ventanilla, te sigue mirando por el cristal pero no te está oyendo con lo cual llega a un punto en el que te dice "¿qué? es que no te oigo!", pues claro que no me oyes berzas, a no ser que sepas leer los labios. He mirado varias veces si en cuanto empiezo a dar unas señas para ir a algun lado se activa bajo sus pies alguna cinta transportadora como en los aeropuertos pero no, o almenos no es visible al ojo humano.

Sobre otros pacientes en cambio, la ventanilla tiene un efecto amnésico, y hace que aunque gastes saliva explicándoles lo que tendrán que traer otro día se les olvide a los 5 minutos y luego al siguiente día, te aseguren en tu cara que no les dijiste nada de lo que ahora les dices que les dijiste (desesperante, os lo juro). Al que inventó eso de "el cliente siempre tiene la razón" sólo le deseo una muerte lenta y dolorosa, como diría I.

Y finalmente, el último efecto que puede producir la ventanilla de la 3a dimensión es ceguera en el paciente, hay algún tipo de fuerza invisible que hace que ellos desde fuera no vean lo que haces y por lo tanto no vean cuando estás al teléfono o incluso hablando con otro paciente, llegan, se pegan a la ventanilla y te preguntan donde tienen que ir, o si está el doctor tal, o si mañana va a llover (porque preguntas estúpidas relacionadas en nada con el hospital son las más frecuentes), y ni se te ocurra decirles "estoy al teléfono, espere" o "estoy con este otro paciente, haga cola", porque eso podría provocar un brote psicótico digno de los mejores días de la Obregón o de I.P.

Y si dicen que el hambre agudiza el ingenio, la crisis lo hace por partida doble. La gente con tal de cobrar una paga de invalidez o de que le declaren no apto para trabajar es capaz de venir y pedirte pruebas para llevar a un tribunal médico que ni tan solo se ha hecho nunca y cuando le dices por ejemplo que nunca se han hecho un TAC contestarte tan frescos "¿y que? a mi me ha dicho una amiga que fue que tengo que traerles radiografias y TACs si a mi el médico nunca me ha hecho hacerme ninguno no es mi problema, alguno tendreis pa'dejarme ¿no?". O pacientes que vienen a pedir un informe del médico con el que no se visitan desde el 2000 y decirte con todo el morro que por aquel entonces estaba muy mal de los huesos y que a ver si el médico puede poner en el informe que ha empeorado. Y si le dices que le pidan ellos mismos eso al médico te dicen "no hombre, que a ti te hará caso", ¿a mi porque? ¿acaso se cree que me acuesto con el médico?

Atender al teléfono no es mucho mejor, pero te da la oportunidad de hacer muecas o de poner música si la persona se pone histérica. Aunque a veces, un servidor que es algo tocapelotas tiene momentos lúcidos como la conversación que tuve ayer mismo con una señora:

-Mira que ayer me llamaron para unas pruebas pero no pude atender la llamada porque no estaba aquí.
-¿Y donde está ahora?
- ¿Yo? Aquí
- ¿Pero no dice que no estaba?
- Pero ahora sí.
- ¿Y si ayer no estaba como sabe que la llamaron y que era para pruebas?
- Pues porque... ¿que?... xxxxxxiquillo me estás liando!!!!

Soy un poco cabrón, lo sé. Me aburría.

11 comentarios:

Reality Bit dijo...

No es ser cabrón, es buscar las cosquillas. Y en ciertos trabajos, a veces apetece buscar las cosquillas, más que nada para entretenerse uno mismo.

Abrazos

Peter Pan dijo...

bueno, los clientes son asi. Si yo me pusiera a contar...
En un vuelo...
-"¿quiere sandwich de pollo o de queso?"
"de ternera, por favor"

esa es una de muchas...

Mi viaje de Chihiro dijo...

YO he tenido varios trabajos y todos muy diferentes entre si pero la única conclusión a la que legué trabajando cara al público es que odio a la gente. Pero no odiar a todo el mundo indiscriminadamente, no eso no. Sólo odio a la gente tocapelotas que no tiene otra cosa que hacer que sacarte de quicio y se creen que por estar "al otro lado" ya son inmunes a todo y a todos.
Suerte que dios me dotó con un morro "big size" y siempre tengo alguna contestación en la manga (que quieras que no eso quita mucho estrés)porque sino yo creo que ahora mismo me estaria medicando.

Como lectora tuya me pido para proximas ocasiones, entradas con historias absurdas de la gente que tienes que aguantar en mostrador porque me he reido mucho con esta entrada y fijo que tienes mil casos que contar.

Un besote from Mataró y paciencia!!!

El Sombrerero Loco dijo...

Uooooo eres de Mataró?? :D I. es de Mataró y estamos muchas veces por allí :D anoto la petición de posts sobre casos absurdos, igual los pongo en la sección "chorradas de la semana" al final de los posts que vaya escribiendo :D ya veré :D
Yo simplemente hay días que llego, me siento en ventanilla y a los 5 minutos me levanto y le digo a otr@ que se ponga porque ya veo que no es mi día... :D

amoaguillemostaza dijo...

JEJEJEJEJE.Que divertido.
Trabajar de cara al público hace que odies a la gente el 80% del tiempo y el otro 20% hace que adores tu trabajo y a tus clientes de cada día.Para mí somo ya como de mi familia porque me se casi todas sus vidas.Tengo que decir que los domingos por la mañana de resaca mataría a todo el mundo que entra por la puerta en plan psicópata pero después de un café se me pasa la vena psicótica y dibujo la mejor de mis sonrisas,que yo junto con el pan regalo una sonrisa que aunque parezca que no,da un toque de color a las mañanas.
Saludetes!!

Lilith dijo...

Jijiji...lo siento yo soy de los pacientes retrasados mentales. No se que tienen las ventanillas (de hospital, organismos publicos, para comprar el billete de autobus...) ^_^ que se me paraliza el cerebro y veo a la persona como a camara lenta al otro lado hablandome...pero no soy capaz de entender nada de lo que dice!!! Y le miro a los ojos intentando descifrar su idioma (siempre sonrio y eso y asiento con la cabeza como si me estuviese enterando) y luego me pierdo....

Seguro que encontrarte con 15 al dia como yo puede provocar deseos de asesinato...¡¡animo wpo!!!!

El Sombrerero Loco dijo...

jajajajajajajajajajaajajaja muy bueno Lilith, a mi me pasa esa desconexión con los nombres, si veo ke me van a presentar a alguien oigo una voz que me dice "estate atento cretino, que luego no te acordarás del nombre" pero nada, cuando lo dicen, hay una desconexión parcial de mi oido con el cerebro y solo oigo "M. te presento a (piiiiip), (piiiiiiip) te presento a M." y luego como Homer Simpson, hago "uuuuix"... en fin que le vamos a hacer...
Besitos de lacasitos! xD

Sol Solet dijo...

Nen, lo has clavao, aunque la verdad es que yo tengo bastante paciencia, la gente cuando entra en un hospital se pone enfermo, padecen sordera, falta de entendimiento y descordinacion psicomotriz. Igual que a nuestros jefes, en cuanto los ascienden se les sube el cargo al cerebro y se les colpasan las neuronas. A partir de aqui, en este analisis de pacientes y jefes, se vuelven subnormales.

Al jefe le ocurre lo mismo que al paceinte al entrar en el hospital.

SORDERA:
Se vuelve sordo- cualquier cosa que tu le dices no lo oye-

DEMENCIA:
Falta de entendimiento- no comprende nada de lo que le intentas explicar-

DESCORDINACION:
Descordinación psicomotriz- sus actos no acompañan a los hechos-

En fin, que me vas a contar de casos raros despues de los mil años que llevo trabajando en este centro.
Es cierto que dicen que la realidad supera a la ficción, cada dia tenemos dosis de realidad insuperable.
Tanto en paceintes como en jefes...

Mi viaje de Chihiro dijo...

¿Vienes a Mataró a comer pollo? jajaja (es mejor en Calella..seguro!)

Pues ya ves que casualidad!! si es que estamos a tiro de piedra!! (pero hay que tirarla con mala hostia sino no llega jejeje)

Bueno saludetes y espero ansiosa una entrada de "momentos absurdos rozando lo paranormal tras la ventanilla de un hospital" (Toma ya...por el mismo precio te hago hasta rimas!!! que maja soy por dios!)

Sara dijo...

Jajajajaja, que bueno!!! Definitivamente la gente que va al hospital esta mucho mas loca que la que viene a la clinica veterinaria; yo al menos solo tengo q aguantarlos durante un rato, y si no les dices 4 cosas y ellos se contentan, pero vamos, que yo en tu lugar no sé que haría porque joder!! hay cada cosa que cuentas q manda cojones eh???
En fin.... cuanto mas conozco a la gente, mas quiero a mi perro xDDDD
Saludos ;)

Viole dijo...

Acabo de descubrir tu blog y, disculpa si me entrometo, pero es que me has hecho reir un buen rato, jajajaja, ayys la gente.. están como regaderas. Yo me dedico a la informática (por poco tiempo ya..) y a veces ayudo a "usuarios" con sus "quehaceres" con el pc.. "te pués imaginar"...jejejeje

Related Posts with Thumbnails